Instrucciones para un harakiri de palabras

Con el diafragma lleno de palabras no se puede respirar. Hazte un harakiri en miniatura, deja que corran una maratón en espiral por tu ombligo, márcales el camino hasta la meta de tu garganta, dales permiso, dales alas. Y si aún hecho esto no puedes llenarte de oxígeno, píntatelas por la piel, asfíxiate los poros con tinta barata para que el mundo pose en ti su memoria.


























Michel Omar

4 comentarios:

eva-la-zarzamora | 13 de diciembre de 2009, 18:03

Genial. Así mismo es. Como preparar un buen mate y dejarlo macerar.

Besos.

Fernando Bonatto | 13 de diciembre de 2009, 19:04

es casualidad ,pura casualidad
mira acá
http://borronyversonuevo.blogspot.com/

es un blog que sigo de una ex compañera de taller y a Sombras Blancas llegue navegando sin rumbo
veo semejanzas

hanna | 15 de diciembre de 2009, 2:47

más allá de este post del harakiri oral/verbal me encanta que hayas agregado en tu blog la parte de libros recientemente leídos... gran idea.

http://caminandoporeltecho.blogspot.com

http://caminandoporeltecho.blogspot.com

http://caminandoporeltecho.blogspot.com

Julio Castelló | 20 de diciembre de 2009, 9:28

El mundo, de manera permanente e inavitable, posa en ti sus palabras. Incluso aunque no las oigas. Las tuyas son un regalo, de esas que calan hondo. De esas que uno quiere escuchar a conciencia.

Publicar un comentario