1 com

El grito

tenemos el lenguaje tan disfrazado que a veces el silencio habla más que nosotros
las mañanas son atroces detrás de esta ventana si salimos ahora nos lijarán la piel con la punta de un cuchillo aquí dentro perdura el círculo y no llueve todo sigue redondo y seco
no quiero más ojos que estos que te penetran no me regales otros ojos regálame cinco segundos cerca de tu boca y en el sexto te hallarás tan perdido que ni diez pares de ojos te ayudarán a encontrar el camino de vuelta




1 com

Los días raros

el torso caliente y las manos frías
material sincero
asumir el riesgo que supone cerrar una brecha de años
mírame
nunca he estado tan aquí como ahora



2 com

He decidido volver

qué pasaría si volviera
qué pasaría por mi mente antes que por la tuya
y viceversa
qué dirían las gaviotas
cuál sería la letra más sospechosa del abecedario
cuántas noches le quedarían a esta avenida
habría alguien para oírnos gritar
qué pasaría si volviera y aprendiera
de golpe todos tus gestos
si estudiara los pliegues de tu voz
para traducirte simultáneamente
al idioma más sucio de mis manos
qué pasaría entonces
a continuación

he decidido volver
y asumo la posición del ave fénix



2 com

Esta noche

cómo es que sigues bebiendo
que seguimos teniendo sed de extendernos
y morder las tardes despacio para pulir los dientes
me llamas a veces por mi nombre
a veces con música de la que duele
yo siempre respondo con mi apodo de reloj de arena
sacúdeme la sed
piérdeme de mí misma
no encuentres motivos para bajar
en este reducido espacio podemos ser tú y yo
hasta que solo seamos memoria



2 com

Colomb

los pájaros saben todos mis planes pero me guardan el secreto con su lenguaje laberíntico
una vez soñé que era un pájaro mudo y se parecía a mi vida vista desde fuera

hemos vuelto a pecar de inocentes a nuestra edad de puro olvido hemos caído de nuevo en la tentación de sabernos especiales


1 com

How dreams are made

el ritmo constante de esta canción me lleva a pensar que hoy no me acostaré 
la noche me absorbe con total comodidad 
no opongo resistencia 
mis ángulos se suavizan para que todo fluya y aquí solo estamos tu idea y yo 

me pincha un lazo eléctrico en los hombros tengo el cuerpo atado en la oscuridad los dedos sí encuentran el camino estoy muerta de algo que no es miedo no escuece no duele solo me recarga la cabeza con cartuchos de palabras vómitos de terciopelo y una parada brusca
sabrás qué quiero decir cuando leas las siguientes palabras de la lista 
el azar va a dejar de existir por un tiempo 
intuyo
un martillo suave que percute una y otra vez este silencio musical esta noche eterna la cama inservible el desorden vital el enfado de los que me aman - algo eléctrico un bucle un buque mudo la imagen de una mole de hierro acercándose sin voz fría pesada de manera que no hay forma de saber si viene a destruir las horas o a pedir perdón


3 com

Volver a la tinta

como a una madre que no se cansa de las idas y venidas de su hija y la acoge de nuevo una vez y otra
sin preguntar dónde ha estado
ni con quién


3 com

Septiembre


no puedo dejar que aproveches
mi recuerdo para fines puros
mánchame de ceniza y restos aún vivos
yo te devolveré mi aprecio en forma de estruendos
márcame el paso oblígame doblégame
quiero sentir que mi corazón
late por tu puro capricho




0 com

La vuelta

las niñas pequeñas ya no me miran risueñas
ahora saben que mi boca no pide
juegos corros elásticos
tengo algo en el paladar que las espanta
como si fuera un nido de arañas diminutas
si les dijera que al crecer
ellas también tendrán uno
correrían hacia alguna falda protectora
alguien con la boca limpia

yo
tengo en la boca
la textura embriagadora de una lengua extranjera




3 com

Miniatura

a veces te ríes como si fuera caro
otras no tienes freno
estropear este fruto sería tan difícil
como atravesar el corazón de un gigante
el silencio mismo nos susurra día a día
qué camino tomar
la canción que cerrará la tarde
las cerezas más maduras que fingirán
ser sangre en nuestra boca


1 com

Un desenlace

el paisaje absorto de un pez abisal al que no han catalogado aún el silencio absoluto tan espeso tan feroz oir la circulación de la sangre y contar los coágulos cada vez que pasan por el corazón como una cuenta atrás una carrera macabra



2 com

El viaje será interminable

veo la luz a pesar de los fantasmas que posan sus manos húmedas sobre mis ojos
he arrastrado tras de mí un ejército de huérfanos
alguien tendría que salir a recibirme
he caminado tanto que la tierra imprime mi huella antes de que hunda el pie en sus entrañas




3 com

Filosofía del hueco

vienes
vas
yo vengo
voy
nos encontramos de vez en cuando
como por casualidad
forzada
nos encanta
la rutina
se vuelve fértil y plantamos un drago
que abre nuestra tierra en dos
saltamos al vacío y estamos tan lejos
que nadie nos busca
a veces siento que podría estar
dándote la espalda durante horas


tú sabes lo que digo



5 com

La mente en blanco

pensar en la nieve
hallar un hueco en la cabeza
intentar llenarlo de pájaros
que vomite los huesecillos
que al caer formen un triángulo imposible
que cada borbotón se clave
como un dedo de hielo
que llegue al centro
que no se derrita




Perth, Holocene, Michicant...  ha vuelto y nos trae postales
6 com

Matemos a este año por la espalda

alguien del pasado
que no soy yo pero se parece
se atreve a visitarme
a echarme en cara las tardes perdidas
mis gritos de animalillo enjaulado
los ceniceros vacíos
mi amor propio cuando tú no vienes
la sed de medianoche
la tragedia de media mañana
todas las plantas que maté

si supiera exactamente
los desastres que me quedan por parir
vendría más a menudo
traería equipaje






Recientemente, en el colectivo poético La Mala Reputación:


Y una taducción al portugués de uno de mis poemas:

6 com

Déjame entrar

no te dejan bailar cuando hay visita
tienes los ojos oprimidos por una venda
de hormigas insistentes
no te dan de beber más que en las fiestas impares
conoces el sabor de algunas cosas más por intuición
que por haberte manchado la boca
por haberte llenado la boca te han tapado
la boca tantas veces
que ya no sabes cómo suenas
estás desafinado
y en las grietas de tu frente viven golondrinas

ven aquí y baila conmigo
si todavía tienes miedo toma mi mano y muérdela
el sabor de la carne será tu guía en la noche
muérdeme el resto y la noche
será tu última cárcel





2 com

Grado 3

la noche es convulsa
te acercas tan despacio
que tus dobles se desgajan
y deciden los finales más insólitos

independientemente

3 com

The seal lullaby

el viaje será inabarcable
nos dejará los huesos huecos desiertos anónimos

                                                  
           nos volveremos
                                                  eco


será como volver
                               al principio
sabiéndolo todo de antemano




1 com

Flume

a veces quiero darte de mí hasta diluírme por completo que se derrumben mis espacios en cabezas ajenas que no sea en la de nadie sólo dentro de la tuya que no quede fuera ni mi sombra a veces lo quiero tanto que algo me cruje por dentro vibra en consonancia con tu nombre no puedo meter la mano para pararlo y suena toda la noche por debajo de mis costillas no creo que sea un pájaro azul será un bújo viejo como el cielo por eso sabe exactamente cuántas plumas le he arrancado ya




3 com

Hide and seek

mi mente va dando tumbos sin aire sin sombrero
sin vergüenza
fría te dije que deberías tener paciencia
para entender el silencio que nos abarca
quiero amarte más tiempo sin límites y sin cabeza
quiero que me absorba tu filosofía y me parta en dos
que me crezcan ramas nuevas de los brazos
y florecer cuando me dé la gana sin agua ni historias viejas
desmesurada
loca

en la plaza de los museos todos los artistas son ciegos
todas las palomas vuelan en un sentido inverso
y las farolas alumbran a ciertas horas negras



 
2 com

Apuntes de sociología

la meta de los sábados
nadie la sabe menos tú
a veces llegas
con las manos armadas y la lengua suelta
los ojos pequeños
los hombros a punto de volársete
la paciencia que tienes
mientras me saco los zapatos
se te acaba
si tienes que usar las dos manos
para que deje de hablar de la rutina y empiece a contarte
lo que de verdad me ha ocurrido durante la semana
no te inmutas por el ruido que hacen las cosas
al estrellarse
contra el suelo




7 com

La carretera

la carretera abre su boca llameante
y nos traga sin masticar
al fondo de su estómago el sol
nos mira atento
conoce la ruta y la guerra en que luchamos
nos marca una meta inalcanzable
la noche es el fin pero no dura
estamos malditos con un fin intermitente
disfrutamos por ello
nos condenan por ello
nos late el dedo índice
como si acabara de ganar una carrera
la carretera es interminable
y su digestión y su letargo
y nuestra impaciente ansia por no llegar nunca
allá donde nos esperan



"Bluebells", Will Stratton


2 com

20 días

Saber que vendrá la urgencia
y que será muda,
que sabrá tu nombre
y se le ahogará en la garganta como una pastilla
sin agua.
Espera, dice.
Él tiene la respuesta.
La urgencia lo pasa por alto,
sólo muerde la parte de él que no se ve.
Él no es un iceberg.
Él es una columna
de humo salvaje.



7 com

Has traído la nieve

El ruido que hace la nieve cuando está quieta
sobre los árboles.
Gaviotas sobre la nieve.
Mi mente no puede imaginarlo más claro.
La brutalidad es blanca o yo estoy ciega.


3 com

El cisne

Quiero marcarlo nombrarlo
saber cuál es su número en la noche
llamarlo a escondidas olerlo quiero
marcarlo con mi aliento con mi tinta
robarle las llaves para que no tenga casa
que viva sobre mi techo
marcalo al revés
para que no sepa cuántos años tiene
sacarlo a volar con una cuerda
y que sólo alcance a ver las cumbres
que ya han sido censuradas

Quiero marcarlo terriblemente marcarlo
con mi firma incandescente
y que sueñe por las noches con un desierto helado
quiero marcarlo pero no debo

Me marcaré yo en cambio
la piel abierta marcada por su pluma
la pluma de la noche abierta
sangre y tinta te definen

eres libre
ven a verme cuando necesites
un techo que limite tu forma



3 com

La ciudad de las ideas

Llevo tiempo esperando
a que te levantes un día
y me cojas de la mano
y me montes en la moto vieja
que escupe monstruos de cine del malo.
Llevo mil siestas esperando a que me lleves
a la ciudad de la que hablan
los prospectos de los mecheros.
La de las pirámides sin vértices ni aristas,
la de las rocas sonámbulas,
la ciudad vacía y oportuna,
la que destila tanta sombra
que hay que cerrar los ojos
para no caer en las alcantarillas,
la de las puertas que cantan
y los domingos acabados en tragedia.
Llévame allí
y pinta tu nombre en la calle
más inexacta que encuentres.
Llévame a la ciudad
de las niñas que no quieres encontrarte,
las que te miran desde abajo
y les dan a los ojos ochenta vueltas al día.
Llévame a las calles
donde los gatos se quedan con hambre
después del baño
y encierran lo más árido en un bote
y lo destierran al bajo de la cama.
Llévame allí y lánzame un barco de papel
desde la torre más alta.
Llévame a la ciudad de la juventud perdida
y la madurez de filtro
y la muerte desmigada,
la de los sombreros de copa
para recoger la lluvia.
A la de la miseria sembrada
en las tapas de los cuadernos, allí,
llévame y planta un árbol
en mitad de la acera más sucia.
A la ciudad de las lágrimas de caballo rojo,
de incendio galopante
y tarántulas obvias,
la que piensa en la avalancha del día después
cuando nos despertemos
con los ojos llenos de sal gorda,
la que grita violinízame, glísame y recórreme
el vello absurdo de la nuca.
Llévame allí,
pon una hormiga en la esquina más perdida,
déjame que la encuentre.
Le enseñaré que el mundo
siempre ha sido así.



























Pilar Aguilera
4 com

La comunidad

Un perro se metió
en el armarito de las escobas
y tosió bajo las mantas.
Los vecinos quisieron
poner fin a la herejía,
tomaron las hachas,
las biblias, las antorchas
y ocuparon el rellano.
Quisieron entrar,
ladrar, rasgar, morder,
hacer justicia,
vengar a los inocentes,
pero quién no tiene miedo
al rugir de una fregona,
a la purga frenética de una gamuza…


4 com

Astrolabio

A lo lejos
-un lejos afinado en sorbo de cometa-
suena un astrolabio,
el sueño blanquísimo del azabache.
Se oye al infinito volcando galaxias, espacios:
el infinito volcando infinitos.

Llega, callada, la extraña, la reveladora
superficie de la nada
y en dos mitades rompe su pómulo perpetuo
como si hubiese oído el respirar de los astros.
Sólo ella conoce el roce
de la esquela discontinua,
el trayecto inconcluso de la cera derretida,
la arena azul desleída sobre la ruina.
No quiso bautizar su almuerzo de lamentos.
Sigilos faltos de afecto cubren el vacío.

No es ser el sueño del sonido,
el plato donde comen tiempo y fuga las estrellas,
pues el silencio recibe a cada vuelo
su mayor exponente.
Un espacio sin espacio
pero el dictado diminuto en un insulto unitario,
una losa en un espacio sin perfume
y los brochazos de piel entre los dientes
tras cada crimen divino.

Bien podría el cosmos abrazar a sus siervos
mas sólo araña y a dentelladas
descose el instante fundido en la boca.
En la trastienda de la nuca.
Escuece el infinito.



























próximamente en papel

5 com

Cuántica

Este falso equilibrio que nos desconoce se hace grande acorta la distancia entre tu ego y mis planes se acaba el papel higiénico nos volvemos antihigiénicos la vida corre por el hueco que dejamos entre nosotros y los hijos muertos me arañan el vientre por dentro como si quisieran abrir una ventana a este mundo que les es totalmente inaccesible. Los senderos no son cortos en tu boca.



















LifeStyle Graphics