Matemos a este año por la espalda

alguien del pasado
que no soy yo pero se parece
se atreve a visitarme
a echarme en cara las tardes perdidas
mis gritos de animalillo enjaulado
los ceniceros vacíos
mi amor propio cuando tú no vienes
la sed de medianoche
la tragedia de media mañana
todas las plantas que maté

si supiera exactamente
los desastres que me quedan por parir
vendría más a menudo
traería equipaje






Recientemente, en el colectivo poético La Mala Reputación:


Y una taducción al portugués de uno de mis poemas:

6 comentarios:

CAOS | 29 de mayo de 2011, 20:30

He llegado aquí y me ha gustado lo que he leído. Gracias por tu huella en mi blog. Gracias por enlazarme con mi nombre real. Eres la primera. :) beso

María Mercromina | 30 de mayo de 2011, 14:08

Que venga todas las veces que quiera, que escupa todo lo que le impida respirar... nosotras ya estaremos preparadas.

fgiucich | 1 de junio de 2011, 13:24

Una particular forma de cortar el rostro. Muy bueno. Abrazos.

Carla | 10 de junio de 2011, 19:48

Hola! Tus palabras me han dejado a mi sin ellas! Me ha encantado tu poema. Ademas, el extracto de Demian me ha impactado especialmente hoy. Resultan impresionantes los efectos que una lectura puede tener en los diferentes momentos de la vida de una persona.

Jorge Ampuero | 27 de junio de 2011, 1:19

Exquisitos versos.
Persevera.

Saludos:)

daniela | 16 de julio de 2011, 18:33

esto es increíble, de lo mejorcito que he leído en mucho tiempo.

Publicar un comentario