Filosofía del hueco

vienes
vas
yo vengo
voy
nos encontramos de vez en cuando
como por casualidad
forzada
nos encanta
la rutina
se vuelve fértil y plantamos un drago
que abre nuestra tierra en dos
saltamos al vacío y estamos tan lejos
que nadie nos busca
a veces siento que podría estar
dándote la espalda durante horas


tú sabes lo que digo



3 comentarios:

fgiucich | 28 de julio de 2011, 15:26

A palabras claras... Muy bueno!!! Abrazos.

La Zarzamora | 29 de julio de 2011, 11:29

Y en ese vaivén se purifica el sentido en el hueco de la existencia.
Besos.

Emily | 5 de agosto de 2011, 0:07

eso es verdad.

precioso.

Publicar un comentario