Lentamente estás aquí

Intermedio, interludio, telón rápido, un cuadro de mi vida con propósito o sin él, suavizado por los bordes pero áspero, limando la piel hasta dejar ver el hueso; no me advirtieron de esta impureza en los días. Huyo de la luz excesivamente pura, quiero luz sucia que no contraste con mi lengua castigada. Juraría haber oído todo esto antes, como si una vocecilla me susurrara cosas a destiempo. Iremos a las calles cuando sea el momento, brillaremos bajo las fuentes que nadie observa. Quizás alguien nos verá, quizás no. Será lo de menos. Lo importante es que habremos aprendido un secreto más.





















Sweet Tropic

3 comentarios:

Javier Guzmán Romero | 15 de noviembre de 2010, 23:47

Impureza. Qué palabra tan perfecta...

La Zarzamora | 17 de noviembre de 2010, 9:25

Y dentro de toda esa impureza, la pureza más perfecta.
Abrazos

Andrea BR | 18 de noviembre de 2010, 1:58

...tan imperfecto, como cada borde que nos contiene.
Un texto cercano, un texto-espejo de nosotros mismos.

Un abrazo y mi enhorabuena por tus letras,


A.

Publicar un comentario